Viena

Un joven rey; apuesto, de extraordinaria sensibilidad y una madurez intelectual que le llevó a luchar hasta el último momento de su vida por inculcar más cultura, música, arquitectura y poesía a un imperio que sólo hablaba de alianzas y conquistas. Estoy hablando del joven Luis II de Baviera, hijo de Maximiliano II que muere en 1864 dejándole a sus 18 años, al frente del reinado de Baviera. ¿Qué secreto se llevó el mismo día que murió hundiéndose en su lago de los cisnes? Un monarca que al ser recordado por el propio Canciller Otto Eduard Leopold von Bismarck-Schönhausen en su volumen I de “Pensamientos y recuerdos” dijo:

Era un monarca con ideas claras, con un sentimiento patriótico alemán, preocupado por los principios avanzados de la constitución de su país y por el que nunca dejé de sentir admiración.

Aquel 27 de enero de 1867 se fijaba su compromiso con Sofía Carlota, hermana de Elizabeth, aquella hermosa y firme emperatriz de ojos miélasenos cuyo nombre trascendió como Sissi.

Luis se sintió profundamente atraído por su belleza y personalidad enérgica, desafiante para la época y se conocían desde niños (…). Sus lágrimas dejaron traslucir una verdad que daría lugar a una entrañable y carteada amistad.

El detonante que hizo que indagara en su fascinante vida, fue en realidad un retrato al óleo en la entrada del palacio Linderhof, seguramente realizado poco después de su coronación. Fui secuestrada en la intensidad de la pintura, como si conservara intacta la energía de sus emociones suplicando o solicitando su debida justicia. Fue amor a primera vista hace ya unos cuantos años.

Los hechos históricos, son en principio solamente eso, hechos. Pero cuando el historiador se adentraba en la intensidad de la personalidad, advertí que aquel dulce monarca había sido víctima de la tergiversación de sus propios sueños. Circunstancias que me llevaron a componer este relato para obligarme a fijar los detalles de aquellas vidas, escribir toda sacudida a mi espíritu para que con el pasar de los años, mis propios ojos e imaginación, revivieran a través de las palabras el despertar de sus recuerdos, volar con el tacto de sus ideales y volverlos deseos. Su urgente amor a la vida me inspiró el poema que encontraréis en “El verdadero secreto de un rey”. Aquí os dejo algunos fragmentos extraídos del relato:

Llenar una vida de belleza, cambiando la lucha por poesía y la ligereza por música verdadera. La hipocresía por ornamentos que perdurasen y cuyo esplendor borrasen la inconsistencia de un tiempo desperdiciado en falsas uniones que no educaban al pueblo, sino que lo cegaban aún más en su propia incultura de ballestas y escaramuzas de campo (…).

Aguantaban los comentarios porque su mente permanecía abstraída en el estrato más profundo de la razón. Allí planeaban lo inimaginable y alcanzaba la perfección (…) Sus sueños eran interpretados por los mejores artesanos, pintores, orfebres, que a su vez, doblaban esfuerzos en complacer la mente privilegiada de su admirado rey o emperatriz. Por eso descansaban en sus quimeras románticas, porque sus ideas originales seguían el curso del buen arte y una hábil ejecución (…)

Sentí como si el mismísimo Keats pusiera las palabras a los silencios embarazosos que a menudo llenaban los largos paseos alpestres en un sinuoso juego de jardines, de setos entrecortados en las cercanías del palacio Linderhof, un bestial ramaje en las frías lontananzas de pérdidas en desvaríos disfrazados de épocas pasadas cuyos recuerdos añorados cristalizaban en lágrimas internas (…).

Pero era capaz de ver a esa bella pareja desbordada en sentimientos, emerger como Lohengrin, con la convicción momentánea de que todo es posible, sólo bastaba plasmarlo en palabras, que aunque no pudieran ser grabadas, llevaban la impronta de un deseo casi alcanzable y por el que estaban dispuestos a morir (…).

En el salón de los espejos esperaba un impaciente Luis II a su prima Elizabeth, enfundando en una fastuosa capa de terciopelo azul eléctrico, jugueteando con su imagen ante ellos, creando todos los personjes posibles hasta encontrar uno que satisficiera a tan hermosa dama, y disipara las lágrimas que vio verter aquél fatídico día de su compromiso (…).

He consentido en salir puesto que mi esposo se halla centrado en asuntos que requieren de su diligencia, para proponerte un día de aventura, de caminatas y cuentos donde los relatos que propongamos sigan en los cantares de aquellos pájaros que decidan acompañarnos, sólo servir a la belleza de los pensamientos que iremos convirtiendo en propias fantasías (…).

Sí, ese fue su verdadero secreto. El amor que sentía por el músico Richard Wagner, era equivalente al que le despertaba la poesía de Schiller. Amar a su prima; Emperatriz de Austria y Reina Consorte de Hungría, casada, fue su apuesta realmente arriesgada.

Sólo me queda destacar, que en Viena encontraréis diversas y emocionantes historias junto a lo que M.A.R Ediciones ha considerado como autores actuales de gran interés: Joaquin leguina, Anunciada Fernández de Córdoba, el Vizconde de Saint-Luc, Julio Fernández Peláez, Andrés Fornells, Elena Marqués, Joseba Iturrate, Francisco José Peña, Isaac Belmar, Carlos Ortiz Zárate, Paloma Hidalgo, Juan Vivancos, Fabricio de Potestad, Miguel Ángel de Rus y una servidora.

Si te gustó, no dejes de compartirlo para que todos puedan también disfrutarlo. Gracias por tu atención.

¿Quién controla el mundo? ¿Cómo están organizados?

Si hacemos un breve recorrido de la historia, para mí, hay una pregunta que prevalece sobre las demás en nuestras conciencias ¿Cómo países tan pequeños fueron capaces de conquistar continentes completos? La respuesta que encontramos en los historiadores es, que nosotros fuimos los que aportamos las instituciones y la democracia que hizo posible su desarrollo. Pero mientras los países civilizados malgastábamos la ideología de la democracia, fuimos quedándonos con sus tierras y recursos y la cultura no pasó a formar parte del global conquistado, era un poco como las maniobras que algunas religiones han utilizado también en el transcurso de los tiempos; crear atmósferas de miedo controlables por unos pocos y escaso progreso en cuanto a la incremento del florecimiento intelectual. A pesar del tiempo, las guerras e inevitables rencillas que encontramos en cada historia del ser humano, hemos sido capaces de innovar tanto como para tener carreras espaciales. ¿Por qué les cuento esto? Porque soy de esas personas que cree que ciertas normas y leyes son posibles si se hacen obligatorias para todo el mundo. Por ello, cuando me involucraron en este proyecto, aunque al principio no era capaz de vislumbrar el objetivo total ya que cada uno desarrollaba su parte de la historia de manera particular, sí comprendí que cuando tienes que indagar en todos esos grupos terroristas, sus células en activo o revolucionarios con mayor o menor causa, cuando profundizas en sus historias, vivencias y luchas, comprendes que si queremos luchar por unos valores universales, ellos también entran dentro de la categoría, y lograr que abandonen una lucha armada sólo se consigue con verdaderos ejemplos desde unos valores democráticos exentos de corrupción.

Singer (profesor de la universidad de Harvard) dice:

si nos encogemos de hombros ante el sufrimiento evitable de los débiles y los pobres, de los explotados y los estafados, o de quienes no disponen de lo suficiente para vivir con decencia. Si decimos que así es como funciona el mundo y que siempre va a ser así, y que nada podemos hacer al respecto, no formamos parte del modelo de construcción de una sociedad mundial.

Chomski (famoso lingüista, filósofo y activista profesor emérito de Lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y una de las figuras más destacadas) en su libro Ilusionistas habla de una visión de:

un orden social futuro que se basa en un concepto de naturaleza humana con características para el desarrollo intelectual, el crecimiento de la conciencia moral, los logros culturales y la participación de una comunidad libre. El ser humano dotado innatamente de un deseo de comunidad y de una inclinación hacia la expresión libre y creativa. Ello mantiene la esperanza de una sociedad organizada mediante la cooperación y la productividad natural, y no mediante el control jerárquico y las ansias de beneficio.

¿Quién no echa una mirada al sol cuando atardece?
¿Quién quita sus ojos del cometa cuando estalla?
¿Quién no presta oídos a una campana cuando por algún hecho tañe?
¿Quién puede desoír esa campana cuya música lo traslada fuera de este mundo?Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida,
como si fuera un promontorio o la casa de uno de tus amigos o la tuya propia.
cualquiera me afecta
porque me encuentro unido a toda la humanidad.
Por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.

Pinker (psicólogo experimental, científico cognitivo, lingüista y escritor canadiense. Es profesor en el Harvard College) afirma que:

los alineamientos políticos tradicionales deberían cambiar a medida que descubrimos más sobre los seres humanos. Las ideologías de izquierda y la derecha se configuraron antes de Darwin, antes de Mendel, antes de que alguien supiera qué es un gen, una neurona o una hormona. A Todos los estudiantes de ciencias políticas se les enseña que las ideologías políticas se basan en teorías de la naturaleza humana.

Si retomáramos el argumento desde la posición de un Neurocientífico como V.S. Ramachandrán, les diría que:

las filosofías e ideologías han sido posibles gracias a nuestras neuronas espejo, que son las encargadas de originar la empatía y que no necesitemos 3 mil años de evolución para interiorizar cualquier concepto de aprendizaje porque la aparición de la cultura y la civilización es exclusiva de los seres humanos.

Porque como afirma el físico teórico James B.

“También existe una fuerte convicción, que comparto, de que una mala economía o demasiado simplista y optimista ayudó a crear la crisis”. Pero existe una solución interesante que se deriva de lo que se conoce como ciencia de la complejidad. Porque en realidad no comprendemos cómo la complejidad que se relaciona con nosotros, la que nos rodea. Y resulta que aquello que exteriormente parece ser un comportamiento complejo, en realidad es el resultado de unas pocas y simples reglas de interacción.  Observar las redes de propiedades puede en realidad brindar respuestas a preguntas como: ¿Quiénes son los jugadores claves? ¿Cómo están organizados? ¿Están aislados? ¿Están interconectados? ¿Cuál es la distribución general del control? En otras palabras, ¿Quién controla al mundo? Creo que esta es una pregunta interesante porque tiene implicaciones en el riesgo sistémico. Es una medida de profundización sobre cuán vulnerable es el sistema en general.

El alto grado de interconectividad de los principales jugadores en el núcleo podría representar un importante riesgo sistémico de la economía global (y nosotros pudimos reproducir fácilmente la red de TNCs con unas pocas y simples reglas) porque se extiende como una epidemia. Esto significa que su estructura es probablemente el resultado de la autoorganización que es una propiedad emergente que depende de las reglas de interacción del sistema.

Las ideas relacionadas con finanzas, economía, política y sociedad a menudo están contaminadas con las ideologías personales de la gente. Realmente espero que esta perspectiva de la complejidad permita que se encuentre alguna afinidad. Sería grandioso si esto tuviera el poder para ayudar a eliminar el estancamiento creado por las ideas opuestas que parecen estar paralizando a nuestro mundo globalizado. La realidad es tan compleja, que necesitamos separarnos de los dogmas.

 Si te gustó o te pareció útil, no dejes de compartirlo. Gracias por tu atención.