Mujeres en la historia I volumen

Mujeres escribiendo sobre mujeres.
Indomable Camille.

Cuando la editora e historiadora Lucía del Mar Pérez nos propuso escribir sobre mujeres influyentes a lo largo de la historia, encontré gracias a su iniciativa junto con la de M.A.R. Editor, la posibilidad de agradecer, enfocar y estimular aquellas figuras convertidas hoy en personas emblemáticas en un mundo que entonces era de hombres. Agradecer, aquellos esfuerzos en soledad y lágrimas, por llevar a cabo una idea, una perspectiva dejando constancia de su sabiduría, reafirmándose visionariamente en algunos casos sobre el futuro. Muchos impedimentos tuvieron que sortear, muchas mañas para destacar en una formación intelectual y cultural que sobrepasaba en muchos campos a la capacidad de racionalización de la que entonces disfrutaban algunos hombres tuvieran o no mérito. Las mujeres eran consideradas seres emocionalmente inestables si presentaban una personalidad desbordante. Durante siglos escondieron a la mujer en un cajón de sastre. Algunas escondían vidas insatisfechas al servicio de hombres que o bien eran egoístas o las tomaban y dejaban como simples amantes más para satisfacer que para compaginar o completar una vida en pareja. Cuando comenzó la emancipación, a veces, no supieron construir parejas iguales. Pero aún así, siguieron luchando desde todas las artes: la literatura, la pintura, la escultura, la ciencia, la psicología o el debate.

¿Cómo era la vida de la mujer del S.XIX? ¿Cómo fueron sus primeros pasos en el S.XX? Este interesante grupo de escritoras nos lo describe a través de la visión de mujeres que marcaron su época. Nos encontramos con el espíritu de Manuela Malasaña, George Sand, Anita Garibaldi, Berthe Morisot, Mary Cassatt, Camille Claudel, María Blanchard, Frida Kahlo, Olga Koklova, Madame Tailleferre, Marie Curie, Beatrice Shilling, Mary Shelley, Virginia Woolf, Lou Andreas-Salomé, Alfonsina Storni, Clara Campoamor, Lucía Sánchez Saornil, María Walewska, Sofia Tolstaya o Anna Dostoevskaya, pero también con el de mujeres que no llegaron a las páginas de los libros que analizan aquellos años. Es esta una mirada retrospectiva hacia el desarrollo personal y social de la mujer, llena de esperanza y de luz que ilumina nuestro camino actual. Mujeres escribiendo sobre mujeres, un universo en femenino.

Por eso elegí la fuerte personalidad de Camille Claudel, escultora, artista, poeta de la vida, hermana del famoso poeta Paul Claudel y que durante su vida fue tratada del modo más ignominioso con el que se podría haber tratado a cualquier ser. Su pecado, ser amante y acaparar críticas con una cierta amenaza de sombra en la vida de aquél maravilloso escultor que fue también Rodín. El relato que pretende invitar a leer también su biografía “Camille Claudel” que me ha inspirado. Escrita por Anne Delbée a partir de las cartas que escribió durante los treinta años que duró su reclusión en el manicomio.

Indomable Camille

Tu voz será rescatada por el arte de algunas otras. Su entrega, admirada. Por culpa de su genialidad y amor debió cumplir larga condena. Tu pecado: eclipsar mentes obtusas. No existe el perdón de los tiempos para aquellos que no supieron apreciar la dedicación, la fuerza, el desgaste. Porque las amabas más a ellas, tus visiones figurativas, aquellas por las que el frío o las dificultades llegaron a golpear hasta el impulso de no querer nacer. A ti brava y confiada, te escucho en éstas, que son ya tus palabras:

-Yo quería ser Moisés, quería que la barba de mi amor traicionado pudiera dejar la huella del diablo que una tarde visitó mi casa obligándome a abrir la puerta. Eras feo e incestuoso, me adorabas decías, y yo me reía por verte tan réprobo si adornaba tus mentiras. Tenía que seguir tus dictados, y no me dejabas. Pero algunos silencios distanciados, lograban que te olvidara, hermano.

Con mi bloque en la mesa, mi camisa desgastada, los restos de cal y barro por la piel que también, sus labios desearon, por los que su aliento prometió volver a quedarse, conmigo, a mi lado. Pero eras un ser pequeño que necesitaba de la monumentalidad estática, mientras que ellas, mis amigas, podían salir volando de sus moldes, bailaban y reían en sus caricias, en sus expresiones. No te gustaba que coincidiéramos, que te hablara, que necesitara tu apoyo. No Auguste, eras tan cobarde como tu tamaño, tan exasperante como los insultos a los que me sometías una y otra vez. Me encerrasteis y no me tocaba morir. Mi destino era vivir.

-Señora Claudel, debe volver a su habitación; recuerde que debe descansar, ha perdido mucha sangre.
-¿Dónde está mi hija? Dime Colette ¿Se ha ido verdad? Sabes, aún me recuesto desnuda pensado que él está a mi lado.

Colette la lleva del brazo; la mirada hundida, la piel cetrina los pómulos cortados. Pero ella sigue hablando entre murmullos. Agarrándose a su uniforme.
-¿Y mi padre? ¿Por qué no me quiso? Me enfadé Colette, quisieron encerrarme en ese instituto de Louis-Le-Grand, pero a mí me daban miedo esas clases.

Continuar leyendo:

En Mujeres en la historia, M.A.R. Editor reúne las experiencias de protagonistas de la historia, algunas famosas, otras desconocidas, que vivieron el cambio político, económico y social producido desde la Revolución Francesa hasta el comienzo de la segunda Guerra Mundial.

En Mujeres en la historia nos encontramos con grandes escritoras ya clásicas, como Josefina Aldecoa, Edith Wharton -la primera mujer que ganó el premio Pulitzer-, Marie d’Agoult y Zinaída Hippius y con un destacado grupo de autoras actuales que tienen una muy interesante visión sobre la aportación de diversas mujeres a lo largo de la historia: María Zaragoza, Juana Escabias, Teresa Galeote, Rosario Martínez, Paloma Hidalgo, Teresa Iturriaga Osa, Sara García-Perate, Elena Marqués, Rosi Serrano Romero, Leticia Castro, Esther Zorrozua Eguren, Pilar Mata Solano, Belén Rodríguez Quintero, Eva Gordillo Jerez, Emy Luna, María Luisa de León, Manuela Asenjo Ferrer, Sol Antolín Herrero, Melanie Taylor Herrera, La Vizcondesa de Saint-Luc, Montserrat Suáñez y Silvia Cuevas Morales.

Si te gustó, no dudes en compartirlo. Gracias por tu atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s