Novelas Reunidas de Miguel Ángel de Rus

2016-07-01-19-29-39

Nos hemos acostumbrado a que en la liberación sobre el culto a elegir o sobre nuestras acciones, todo vale, pero la experiencia política sobre esa premisa nos ha generado graves consecuencias en nuestro desarrollo ya sea como seres humanos o de comunidad. Efectivamente no todo vale y además genera un malestar tanto en lo personal como una encadenación de errores que se van sumando con el paso del tiempo. El ser humano progre, amoral y descarado es el que recoge con tanto acierto en un desmenuzar casi antropológico de nuestra vida cotidiana, de nuestra realidad y de nuestro tiempo. La sabia y reflexiva mirada de Miguel Ángel de Rus dice tanto y tan profundo a través de las escenas construidas en estas novelas reunidas que son para leerlas con un lápiz a mano subrayando esas valoraciones que sus personajes dejan casi como simples anotaciones al margen, se retienen en la memoria no con la exactitud de sus palabras sino con el importante mensaje del que son portadores todos ellos.

Como así sucede en Patria donde queda reflejado que hasta el mismo problema vasco podría ser extrapolado con similitudes hacia otros conflictos donde la discordia nace en las aulas, en los hogares y sus amistades. Pero con una trama que no percibes más que en la relación que va armando entre los mismos personajes que por mucho que quieran situarse en el margen de su situación política, forman un grupo tan explosivo como pudiera serlo el primero. Y te entretiene tanto como te hace pensar.

En la siguiente que entré fue en Europa se hunde donde un inmigrante (que al final somos todos los extranjeros allegados a un nuevo país) bonachón y confiado será absorbido por la misma falta de elecciones futuras arrastrándolo hacia un destino cuyo origen lo involucra en algo tan turbio como alentador. Recreando también su choque cultural devenido de un tipo de educación y la sorpresa manipulativa de los sentimientos. No puedes dejar de encariñarte con él, su situación y hasta guiñarle el ojo en su forma de actuar.

Dinero, mentiras y realismo sucio es tan mordaz como divertida pese a que te darían ganas de abofetear al personaje si te lo encontraras una noche de salida. Tan estridente como lo es ese mundo que le rodea. Ese que persigue la noticia cueste lo que cueste. Tenga importancia o no. El deseo humano de presenciar el show descarnado sobre la desgracia o la tragedia a través de tantos medios de comunicación. Me recordó en algunos aspectos a una película de Woody Allen en la que el protagonista disfruta de una fama tan inmerecida como lucrativa.

Cuando entregarse a los hombres era su única salvación muestra la impotencia de una joven inmersa en una sociedad adinerada y de la que huye cada vez que se entrega en los brazos de un nuevo hombre. Mientras la familia disfruta de un espléndido estándar de vida gracias a sus negocios con las armas. Tiene tanto humor que terminas sonriendo a pesar de la soledad de sus problemas.

Y respiras hondo para entrar en la añoranza del recuerdo que muchos de los que amamos su música llevamos en el corazón. Sí, ese es el inigualable Mozart del que siempre te gustaría conocer un nuevo detalle inédito de su vida y que Miguel Ángel de Rus nos brinda a través de la investigación que realiza el último descendiente siguiendo las huellas de unas cartas un poco apartadas del público en general entre él y su prima años antes de que el músico contrajera ese matrimonio tan infortunado como injusto y que todos hemos compadecido como precio que suponemos pagó por hallarse obnubilado entre la genialidad de los acordes que bailaban desde sus partituras. Son cartas son tan frescas y sinceras que dejan entrever cómo podía disimularse un amor imposible. Mantiene además una fidedigna imagen sobre lo que todos imaginamos que debió constituir su juvenil humor para disfrutar de cuanto sucedía a pesar de la edad, honrando siempre a su padre, su casa y su familia.

Su realidad, la que refleja en el libro, es la que todos encontraríamos de levantar los ojos. Con su lenguaje y su camino final, para dejar al lector una oportunidad de conocer mejor su entorno y así resolver una mejor elección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s